The hopeless place where we found love.

1239

SIMPLE PLAN

martes, abril 23

"SIN MÁS HORIZONTE QUE OTROS OJOS FRENTE A FRENTE" - CERNUDA


No sé lo que es la felicidad. Creo que la felicidad está en conformarnos y saber vivir a gusto con lo que tenemos. Pero claro, por esa regla, nadie es feliz. Empiezo a pensar que la felicidad está en darnos la enhorabuena a nosotros mismos, en no engañarnos con “buenos días” si aún no sabemos lo que nos espera, en saber cuánto es mucho tiempo sin hablar, en hacernos ilusiones pero no demasiadas. Es como ponerle números al amor, o etiquetas al té. Nos acordaríamos de todas formas. Puede que la felicidad se base en mirar hacia otro lado mientras te ríes. Pero en verso. Y es entonces cuando me doy cuenta de que mi optimismo es todo lo que tengo. Lo mejor que tengo. Reírme al ritmo de tus pulsaciones y vivir al ritmo de la canción que me despierta por las mañanas. No es felicidad si no vale la pena, y menos aún si no vale ni un suspirito de esos melancólicos. No es felicidad si no escribes para solo entenderte tú. De lo que sí estoy segura es de que la felicidad ni se busca ni se encuentra. Que la felicidad soy yo. Que no hay nada más bonito que ser el motivo de una sonrisa o sonreír y saber quién es el motivo. Que la felicidad es equivocarse y aún así seguir adelante. Y que sin malas rachas no habría buenas. La felicidad son todos los días de junio, quedarnos a medias y apoyar la cabeza en hombros ajenos.
O tal vez, después de todo, la felicidad sea perderse buscándola. 









domingo, abril 7

NO WOMAN, NO CRY

Echar de menos. Lo que yo daría por dejar de echarte de menos, por tenerte o dejar de pensarte. Lo que yo daría porque me hablases todos los días, es más simple de lo que parece. Porque no es que te quiera, no es que seas el amor de mi vida ni mierdas de eso. Simplemente haces que recuerde el verano como algo increíble, haces que me ría como una subnormal y que me quede despierta hasta muy tarde por la noche. Tienes algo especial. Tienes ese algo especial que hace que cada cosa que dices se me quede grabada. No dices siempre gracias, y por eso cuando lo haces es más bonito. No das las buenas noches, pero sí las bona nit. No estás en las malas, pero siempre en las buenas. Y tal vez no mereces la pena, pero sí la alegría. Porque para llorar hay muchas razones y todas ellas me la sudan, pero para ser feliz hay unas pocas. Y esas hay que perseguirlas. Porque que sea yo misma me lo han dicho muchas veces, pero cambiar es lo mejor que he podido hacer y ha sido en parte por ti. Por todas las veces que cierro los ojos escuchando mi canción favorita y por tocarte el pelo cuando hay confianza. De verdad, ahora me toca a mí darte las gracias. 



¿Tú eras feliz? Sí. Pues eso es lo que duele. Que yo no soy de esas que saben lo que quieren, pero sí sé que estaba a gusto contigo. 


dos uno