The hopeless place where we found love.

1239

SIMPLE PLAN

viernes, agosto 30

when you get what you want but not what you need

Ya no sabía de qué color pintar las cosas para verlas más claras. Si de tu verde, si de su azul. No encontraba brújula que con solo sonreír la guiase, y buscándola se perdía cada vez más. Eras su escapatoria favorita y ahora. Midiendo la felicidad en cosas que mañana le importarán una mierda. Bajando la mirada solo por verse esos zapatos que le regaló. Cuando aún le importaban sus regalos y sus besos en el cuello. "Aunque nunca empiece, tampoco va a acabar nunca"... "Eso decías". Y ya ni encuentra la salida ni está segura de haber entrado. Y tú ya no estás para ayudarla a escapar. Ahora escapa de ti. Tantas canciones de amor... ¿No hay canciones que hablen de cuando no tienes ni puta idea de lo que quieres? For the first time, salir entero, just give me a reason, let her go... Se acuerda del ritmo, pero no de la letra. Se acuerda de cómo se le aceleraba el corazón, pero no de cómo lo conseguías. Pero pensaba en ti cada día aunque intentase evitarlo. Y cada vez que escuchaba Wake me up when september ends... No había mundo que se le viniera encima, porque todo a su alrededor desaparecía. No eran las canciones, era su vida resumida en un diario que sonaba muy bonito. Casi nadie lo entiende. Porque no hay mejor cuento antes de dormir que el de: yo enredada en tus rizos, tú enredado en mis sueños. ¿Cuántas veces va a repetir la canción? Y sonaba y sonaba... y él sonríe un poquito y ella se enamora un poquito y así, poquito a poquito, ya ni se hablan. Nostalgia por lo que hice mil pedazos con mis manos. Duele menos perder en el juego que perder el tiempo sin jugarlo. Y no sabes cómo duele esto de no jugar. El miedo a perder. Todas estas horas muertas. Todos los vacíos. "Olvídate ahora que no es tan difícil".

Ya era tarde. 

















Víctima de engañar a los demás. 


Fix you - Coldaplay

domingo, agosto 4

"Me di cuenta en seguida de que para verte como yo quería era necesario empezar por cerrar los ojos"

Hay cosas que deberíamos hacer en el momento en que las sentimos. Hay "te quieros" que se nos han quedado colgados y "adioses" que deberíamos haber dicho cuando tocaba decirlos.
Sigo viéndote ahí sentado, y yo sentada en un banco, y me dan ganas de ir hacia ti y decirte: adiós. Te voy a echar de menos, aunque solo sean veinte días, puede que uno más o puede que uno menos, aunque solo sea un ratito sin verte... Yo solo querría estar contigo, pero que no existiese nadie más. Que no existiesen ni las complicaciones, ni errores del pasado, ni las fichas que te tiraba y que me tirabas tú a mí. Que solo existiese Venecia y esa noche que ojalá volviera, que ojalá fuesen verdad todas las mentiras. Y que ojalá me diesen una segunda oportunidad para todo...
O tal vez no, porque en realidad estoy exactamente donde querría estar contigo. O puede ser que quiera estar sentada en ese banco, simplemente ahí sentada y ver que eras tú el que me llamaba. Porque no hacen falta estrellas para saber que estamos mirando el mismo cielo. Que puede que haya muchas como yo, pero ninguna que siga esperando tu llamada aun sabiendo que ya la he perdido. Y de verdad que solo me satisface pensar que si tengo alguna llamada perdida es tuya. Pero es que ni eso. Y al final, al final solo me queda estar pasando por delante del portal de la casa de alguien que no sabe prácticamente ni que existo. Pero sé que en el fondo existo, y que muy en el fondo estará pensando en mí. Y ojalá pudieses conocerme, pudiese conocerte... Dicen que somos iguales, y me encantaría ser iguales juntos. Porque yo no creo en eso de que los polos opuestos se atraen. Porque la gente más parecida a mí es la que quiero a mi alrededor.
Una vez, alguien me dijo que tenía que estar con alguien que fuese como yo, gracioso y divertido, indiferente hacia lo que hay que ser indiferente, y que no tuviese vergüenza. Y desde entonces he empezado a buscar mejor entre la gente. Y aunque a veces me he confundido, a veces me ha costado encontrarlas... Al final las personas han venido a mí. Y aunque a veces me he confundido y a veces me ha costado encontrarla... Al final la felicidad ha venido a mí también. Por eso ahora ya no importa ni que día es, tal vez importe un poquito lo que voy a hacer mañana, pero sobre todo importan las sorpresas. Tal vez mañana aparezca alguien inesperado, tal vez mañana me llames de nuevo, tal vez mañana me des las buenas noches o los buenos días o me digas algo que me haga reír. O tal vez simplemente mañana no pase nada.

Sigo escuchando "salir entero" y preguntándome por qué cojones te elegí, por qué pensé que no dolerías tanto... Por qué mis ojos. 

viernes, agosto 2

lo bueno, si es breve, dos veces bueno

Yo era ese puntito a lo lejos en el mar. Ese barquito cargado de gente que no va a ninguna parte y a la vez tiene claro su destino. Pero el barco está cada vez más cerca de la orilla y el miedo está cada vez más cerca del corazón. Y el pasado es como esa astilla clavada en el dedo que ni se ve, pero que cada vez que la rozamos duele. Yo intento no rozarlo, pero es que si echo de menos las cosas que me gustaban, también echo de menos las que odiaba. Las olas son el verano, tranquilizantes, un ratito de paz entre tanta vida. Y las tormentas llegan algunas noches, como el miedo al cambio. La verdad es que no sé lo que me espera al bajar del barco, pero me asusta tener que afrontarlo sola. Y a veces solo desearía volver a empezar el viaje, 1 de junio de nuevo. Soplar las velas, seis días increíbles, noches largas, horas muertas, calor, tardes todas iguales, confundirme y rectificar y así sucesivamente, cuatro días sin pensar, irme y volver, echar de menos. Solo quiero que el tiempo no pase, y repetir cada momento hasta cansarme. Olvidarlo todo y volverlo a vivir. Y tirarme del barco tantas veces como haga falta, ahogarme, nadar en la dirección contraria... Pero al final solo quiero llegar a donde estoy ahora mismo, y quedarme aquí. Porque si todos los errores que he cometido han servido para estar como estoy hoy, los cometería miles de veces. No existe la orilla correcta ni barco con un destino fijo. Solo existo yo y la corriente que quiera seguir. Lo malo, es que también existen los recuerdos. Y lo peor, es todo lo que duelen.

https://www.youtube.com/watch?v=RBumgq5yVrA same old empty feeling in your heart


Me estás dejando poco a poco engancharme a quien tal vez no deba. Y por mucho que mi deseo siga en pie, el tiempo si no corre, vuela. Así que por ahora, bona nit. 

dos uno