The hopeless place where we found love.

1239

SIMPLE PLAN

viernes, agosto 2

lo bueno, si es breve, dos veces bueno

Yo era ese puntito a lo lejos en el mar. Ese barquito cargado de gente que no va a ninguna parte y a la vez tiene claro su destino. Pero el barco está cada vez más cerca de la orilla y el miedo está cada vez más cerca del corazón. Y el pasado es como esa astilla clavada en el dedo que ni se ve, pero que cada vez que la rozamos duele. Yo intento no rozarlo, pero es que si echo de menos las cosas que me gustaban, también echo de menos las que odiaba. Las olas son el verano, tranquilizantes, un ratito de paz entre tanta vida. Y las tormentas llegan algunas noches, como el miedo al cambio. La verdad es que no sé lo que me espera al bajar del barco, pero me asusta tener que afrontarlo sola. Y a veces solo desearía volver a empezar el viaje, 1 de junio de nuevo. Soplar las velas, seis días increíbles, noches largas, horas muertas, calor, tardes todas iguales, confundirme y rectificar y así sucesivamente, cuatro días sin pensar, irme y volver, echar de menos. Solo quiero que el tiempo no pase, y repetir cada momento hasta cansarme. Olvidarlo todo y volverlo a vivir. Y tirarme del barco tantas veces como haga falta, ahogarme, nadar en la dirección contraria... Pero al final solo quiero llegar a donde estoy ahora mismo, y quedarme aquí. Porque si todos los errores que he cometido han servido para estar como estoy hoy, los cometería miles de veces. No existe la orilla correcta ni barco con un destino fijo. Solo existo yo y la corriente que quiera seguir. Lo malo, es que también existen los recuerdos. Y lo peor, es todo lo que duelen.

https://www.youtube.com/watch?v=RBumgq5yVrA same old empty feeling in your heart


Me estás dejando poco a poco engancharme a quien tal vez no deba. Y por mucho que mi deseo siga en pie, el tiempo si no corre, vuela. Así que por ahora, bona nit. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario


dos uno