The hopeless place where we found love.

1239

SIMPLE PLAN

martes, diciembre 3

Aunque tú no lo sepas... me he inventado tu nombre

Gracias por irte. Gracias por llegar. Me hiciste temblar y llorar en las escaleras. Ir y volver. Subir y bajar. Me gustaba pensarte como un agujero negro, como un bache tan hondo que ni nos oímos respirar. ¿Qué pretendias enseñarme? Y ya no tenía a donde ir si tú eras mi tiempo, mis mañanas y mis tardes. Y parecía que nunca te irías. Como si la vida quisiera darme lecciones a estas alturas... 6000 días. Cientos de pájaros volando y ninguno en mano. Y así somos mejores, volviendo a casa con ganas de no salir nunca. Sin ganas de escapar pero tampoco de quedarnos. Sin fuerzas para luchar pero tampoco para rendirnos. Sin buenas noticias. Y solo queremos que el verano acabe de verdad. Estar donde siempre, como siempre, los de siempre. Te miran a los ojos y dime... ¿nadie fue capaz de ver que estabas completamente hundida? Eras oscurísimo. Como una cárcel sin puertas. Pequeña niña encerrada. Tirada en las escaleras y tú mirando. Eras tan triste... Lo peor no fue cuando dejé de encontrar razones para ser feliz, sino que tuve miedo de dejar de tener razones para fingir que lo era. ¿Y entonces quién sería yo? Si siempre he sido el sol que tapa sus nubes. Y pierdes el sentido de ti misma... ¿Dónde podía ir si tu estabas inevitablemente en todas partes? Ya solo quería hundirme del todo, con la esperanza de flotar. O ya estábamos ahogados. Ni lo sé.
Hasta las margaritas mas alegres acaban marchitándose... y te juro que no había sitio en el mundo que sintiera mi casa. El vaso medio vacío de reprende, mañana será un día menos. Eso hiciste de mí. Cuando te mata el mismo sol que ayer te dio la vida. Y perdí la esperanza. Perdí lo último. Triste.
Pero te fuiste. Y aprendí que las malas rachas no son mas que eso, rachas. Y ya no vas a volver, porque eres de esas cosas que solo pasan una vez. Y me enseñaste tanto en el fondo. Y eché tanto de menos el sol.

A Octubre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario


dos uno