The hopeless place where we found love.

1239

SIMPLE PLAN

jueves, febrero 6

terriblemente cruel

Esto va dedicado a todos los días malos. A las rachas de llorar en la ducha y a las malas noticias. A los sueños que no se hacían realidad porque dejábamos de soñarlos y a los mentirosos. Esto va dedicado a cada vez que te agachabas, te secabas las lágrimas y pensabas "las peores Navidades de mi vida". Esto va por cada llamada por la noche sin saber ni qué necesitabas. Va por cada vez que elegiste creer en alguien porque ya no te quedaban más opciones para ser feliz. Esto va dedicado a cada vez que escuchabas "Demons" esperando la respuesta en alguna de esas frases. Va por las escaleras de tu portal y por rezar a quien sea para que el próximo mes sea mejor. Va por los moratones en los brazos y por llamar "hijo de puta" al techo de tu cuarto. Y sobre todo os la dedico a todos los que me preguntabáis que cómo lo hago para estar siempre contenta. Os voy a contestar: a veces pienso en todas las cosas a mi alrededor, en todo lo que no tengo o todo lo que tenía y dejé ir. Y es entonces cuando pienso que soy infeliz y que no hay solución a ninguno de mis problemas. Pero la clave es pensar que si no lo tienes puede que no lo necesites o que tengas que darle tiempo al tiempo e ir a por ello a muerte. Que si lo tenías y lo dejaste ir es porque realmente te sobraba, y que no vale la pena preocuparse por alguien que ya no pareve preocuparse por ti. Y que no soy infeliz, y que las menores cosas son las que deben darme fuerzas día a día. Sigo siendo pequeña e inocente y eso, claramente, es lo que me hace ser especial. Tal vez no brille por mi ausencia pero sí por mi presencia.
Cada vez que lea esto solo debo recordar que va dedicado a mí. Que un día puede ser bueno solo por escuchar una canción bonita por la mañana. Que si se llora en la ducha se sale y se olvida y que las buenas noticias llegan cuando menos te lo esperes. Me recuerdo a mí misma que todas las noches se sueña algo, pero que lo bonito es no soñar siempre lo mismo. Y que si pudiese cumplirlo dejaría de ser un sueño. Que todas las Navidades son bonitas solo por ser Navidades, y que no he tomado mejor decisión que irme de tu lado porque ya no sé ni si fiarme de los buenos momentos. Que debo creer en mí misma, y si eso en dos más. Y sobre todo, que tengo escuchar "Demons" miles de veces porque es una de las mejores canciones del mundo. Que el próximo mes será mejor, y que el techo es un hijo de puta. Ya lo sabemos. Y más que nada acuérdate de que la primavera puede llegar anticipada, y que cremita. Muy cremita.
Don't get to close is dark inside

No hay comentarios:

Publicar un comentario


dos uno