The hopeless place where we found love.

1239

SIMPLE PLAN

martes, marzo 25

lunes cuesta, martes imposible sin tu voz

Estaba frente al espejo y se miró a los ojos. Pocas veces había mirado a alguien a los ojos y menos a sí misma. Se hundió en aquel color marrón clarito que una vez alguien dijo que era lo que más le gustaba de ella. Recordó los miles de lugares donde le pediste que levantase la cabeza y te mirase y de una vez por todas dijese todo aquello que llevaba dentro. Esos ojitos tristes que solo podían ser remediados por su gran sonrisa. La sonrisa que enamoraba pero no lo suficiente. Buscó hace dos navidades las esperanzas de un nuevo año. Buscó las miles de veces que había hecho justo lo que debía hacer y se preguntó dónde se quedaban todas las oportunidades que perdemos, los "por poco", los intentos, los amores imposibles, las cartas llorando, los enfados que nunca se pasarían... Se preguntó donde estaba el fin de aquel abismo tan negro, cuándo llegaba ese momento. Se sentía jodida y radiante. Tal vez más lo primero que lo segundo por la mala suerte y la falta de tiempo, por el paso de los meses o la soledad en canciones. O tal vez viceversa porque había llegado la primavera, porque se reía hasta llorar y se esforzaba en lo que hacía. Es increíble lo que pueden esconder unos ojos marrones que pocos se molestan en mirar. Es increíble que lleve tres meses tomando café como si fueses a aparecer por las mañanas. Lunes cuesta, martes imposible sin tu voz ¿Se puede ser preciosa solo en el instante en que no miras? ¿Se puede resucitar cada mañana para volver a morir esa noche? Feliz primavera...

No hay comentarios:

Publicar un comentario


dos uno